Excite

Qué es el redondeo sueco y cómo se aplica

Quién no tiene algún que otro céntimo dando vueltas en el monedero sin saber muy bien qué hacer con él. Sí, la inutilidad de los céntimos de euro es bien conocida por los europeos, incluso en el parlamento de Bruselas, donde ya se ha planteado su eliminación. En algunos países se han dejado de acuñar monedas de uno y dos céntimos, por lo que han tenido que recurrir al temido redondeo en los precios, en este caso, el sueco. Pero, qué es el redondeo sueco.

    Flickr - Henning Leweke

Eliminando céntimos y redondeando precios

El uso de las monedas de uno y dos céntimos es cada vez menor. Tanto, que no es de extrañar que hayan ido perdiendo su valor hasta límites insostenibles. Su poco uso sumado al encarecimiento mantenido del cobre, ha dado como resultado que el coste de producción y distribución de estas monedas no compense.

Parece ser que la mejor opción es deshacerse de las monedas de uno y dos céntimos. Esto ya ocurre en países como Finlandia, Holanda Irlanda o Bélgica, donde éstas no se acuñan.

Sin céntimos hay que adaptar los precios

Los ciudadanos españoles no desconocen el término "redondear". Es más, lo conocen muy bien debido a los redondeos abusivos al alza ocurridos tras la llegada definitiva del euro en 2002. Esta es razón suficiente para entender la desconfianza con la que muchos españoles enfrentan una supuesta eliminación de las monedas de céntimo. Ya que ello supondría forzosamente la adaptación de los precios.

Desde instituciones económicas y asociaciones de consumidores se intenta explicar a la ciudadanía qué es el redondeo sueco. Este método ya se usa en otros países de la zona euro que han optado por eliminar las monedas de céntimo, y parece ser bastante equitativo para empresas y consumidores.

En qué consite el redondeo sueco

Con este tipo de redondeo el precio se adapta al 0 ó al 5 dependiendo de la cercanía del precio total de la compra. Es fácil hacer el calculo. Si el importe finaliza en 1, 2, 6 y 7 el redondeo es a la baja; por el contrario, si el precio acaba en 3, 4, 8 y 9 se redondea al alza.

Un ejemplo. Si el coste de la compra asciende a 7.21 ó a 7.22 €, con el redondeo sueco se pagarían 7.20 €; pero se pagaría 7.25 € si el precio total asciende a 7.23 ó 7.24 €. Nótese que se habla de precio total, porque el redondeo no se aplica a productos individuales sino al total de la compra.

Otro dato a tener en cuenta es que el redondeo sueco solo es válido para los pagos en efectivo. No es aplicable al pago con tarjeta o transferencia bancaria, lo que excluye las compras online, limitándose el redondeo a las compras realizadas en tiendas o supermecados físicos.

    Flickr - Luciano Belviso

Adiós céntimos, hola redondeo sueco

La utilidad de las monedas de uno y dos céntimos ha estado siempre en entredicho. Con su posible eliminación en toda la zona euro, se plantean dudas sobre qué tipo de redondeo se aplicará para adaptar los precios sin dañar el bolsillo de los consumidores. Para estar preparados es necesario saber qué es el redondeo sueco. Este ya se aplica en otros países europeos como Finlandia o Países Bajos, y parece ser el candidato perfecto por su equilibrio estadístico. En teoría nadie pierde, ni consumidores, ni empresas.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017