Excite

¿Sabes qué es una carta de crédito?

El sistema capitalista necesita para funcionar un flujo constante de transacciones financieras que muevan el dinero de un lugar a otro. Por eso existen diversos productos financieros que ayudan a promover y facilitar el comercio, destacando entre ellos la carta de crédito. Pero exactamente, ¿qué es una carta de crédito?

¿Qué es una carta de crédito?

La respuesta a la pregunta sobre qué es una carta de crédito es simple: un instrumento de pago que facilite las operaciones financieras de gran volumen.

Mediante este contrato, una entidad financiera se compromete a efectuar un pago a un tercero siguiendo las instrucciones del cliente u ordenante. El banco se convierte en el prestamista del comprador, pagando al vendedor en plazos cantidades previamente establecidas.

La carta de crédito tiene varias ventajas, tanto para los vendedores como para los compradores. En el caso de los primeros, estos tienen asegurado el pago de sus ventas gracias al respaldo de la entidad financiera. Será el banco el encargado de cobrar la deuda al comprador y de asumir los riesgos, lo que le ahorrará quebraderos de cabeza al cliente. Además, el vendedor recibirá fácil financiamiento gracias al rápido pago, lo que le permitirá adquirir más bienes para su venta.

Para los compradores también hay ventajas, al facilitarles financiamiento. El comprador también tendrá la seguridad de intermediar a través del banco, por lo que no tendrá que pagar dinero por adelantado. El comprador tendrá la seguridad de que el banco no pagará a no ser que se cumplan los términos previamente establecidos en el contrato.

Las cartas de crédito pueden ser:

  • Domésticas: cuando establece la relación de crédito normal entre el ordenante, el banco emisor y el beneficiario cuando esta se produce en el propio país.
  • Revocables o irrevocables: las primeras permiten cambiar las condiciones del crédito antes de que se produzca la transacción, mientras que las irrevocables son inamovibles.
  • Comerciales o financieras: las primeras involucran a operaciones de compra y venta, mientras que las segundas aseguran el cumplimiento de una obligación asumido en una carta de crédito.
  • Nominativas o negociables: las primeras indican los bancos autorizados para ejercer la carta de crédito mientras que la segunda permiten elegir libremente las entidades que intervienen.

Partes

Estas son las características principales de qué es una carta de crédito. En una operación de este tipo normalmente intervienen las tres partes principales: el ordenante o comprador, el banco y el beneficiario o vendedor. Sin embargo, en ocasiones puede intervenir una tercera parte que asegure el cumplimiento de las condiciones del contrato.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017