Excite

Qué es una compañía startup

Es habitual en el mundo de los negocios oír hablar acerca de esas compañías conocidas como startup. Pero ¿qué es una compañía startup y cómo funciona exactamente? Podría definirse como toda empresa de reciente creación, integrada normalmente por un reducido número de socios y que nace con posibilidades de rápido crecimiento dentro de un modelo escalable. Aunque el término puede referirse a empresas de cualquier ámbito, normalmente suele aplicarse a aquellas involucradas en el sector tecnológico y especialmente con las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

Innovación, crecimiento exponencial y…. venta a multinacional

Una startup es una organización empresarial cuyas singularidades más manifiestas son gran capacidad de renovación y un espíritu innovador que le hace ser altamente codiciada por un mercado demandante de una comercialización orientada completamente al cliente. Su nacimiento se sustenta sobre una estructura de mínimo coste y una previsión de beneficios de crecimiento exponencial.

Una vez entendido el concepto de qué es una startup, el secreto de su éxito, si es que llega a alcanzarlo, estriba por un lado en mantener un cauce abierto de comunicación con los clientes, y por otro en elegir un nicho de mercado donde el consumo sea masivo, y en consecuencia las ventas. Este tipo de empresas tratan de abordar nichos con altas expectativas de negocio pero asimismo efímeras, donde los equipos y accesorios tecnológicos son un emblemático ejemplo.

La puesta en marcha de una startup

Una vez que alguien forja una idea sobre la que puede crearse una startup, llega el momento de buscar fuentes de aportación de capital. Aquí es donde aparece habitualmente un tipo característico de inversionista, los llamados los business angels, y por supuesto las firmas de capital riesgo. Para ellos, el negocio consiste en diversificar sus inversiones en moderadas cuantías repartidas por diferentes compañías startup, en la plena seguridad de que alguno de esos negocios emergentes inicie la senda de la escalada y sus beneficios crezcan exponencialmente. La inmensa mayoría de fundadores de startups son ajenos a las clásicas fuentes de financiación como los créditos bancarios. Los inversionistas participan con su dinero a cambio de un porcentaje de la empresa cuando la startup no dispone de un modelo de negocio en los primeros compases de su funcionamiento.

El modelo organizativo

Una startup distribuye sus cometidos entre escogidos profesionales, especializado cada uno en un ámbito de actividad, como producción, marketing, investigación, etc., y todos ellos marcados por una gran aptitud para adecuarse a los vertiginosos cambios del mercado. Un detalle que para la startup es fundamental consiste en comenzar dotándose de una buena imagen en el trato con el cliente, pues su arranque en el más absoluto anonimato les priva de capacidad para poner en marcha agresivas campañas de marketing para captar volúmenes importantes de clientes y, lo que es más difícil, fidelizarlos. Tal circunstancia lleva a las startup al recurso de Internet como herramienta elemental para promocionarse.

El desenlace más habitual de las startup

En bastantes ocasiones, una startup que haya sabido hacerse un hueco en el mercado se convierte en una golosina para multinacionales ávidas de encontrar un negocio ya encarrilado que complemente el suyo. Cuando se ejecuta una compra, normalmente la parte vendedora incluye en el contrato la cláusula de que los fundadores y los empleados de mayor valor sean asimilados por la multinacional para continuar trabajando durante un periodo determinado.

Algunos de los fundadores de startups absorbidas por multinacionales suelen quedarse integrados en la compañía durante periodos de tiempo que suelen alcanzar dos años, pero resulta más habitual que opten por dar origen a nuevas startups o dirijan su vida profesional como business angels.

No es oro todo lo que reluce

La realidad de las startup, aun incidiendo por definición en nichos de mercado poco explotados, es vivir sumidas en una feroz competencia que las convierte en verdaderas supervivientes si logran alcanzar su cuota de mercado. Para entender claramente qué es una compañía startup es muy práctico fijarse en aquellos negocios que se encuentran en fase de viabilidad. Su consagración como auténticas compañías se entiende una vez han superado los dos años de funcionamiento y cuando su estructura se ha hecho autónoma respecto de sus socios fundadores.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018