Excite

¿Qué se puede hacer si los inquilinos no pagan el alquiler?

Al alquilar una vivienda se corren ciertos riesgos relacionados con el incumplimiento del contrato, siendo el más desagradable el impago de las mensualidades. Pero, ¿qué se puede hacer si los inquilinos no pagan el alquiler?

Si no se han tomado medidas de prevención ante dicha eventualidad, el paso obligado es reclamar la deuda o, como decisión de última instancia, solicitar el deshaucio.

    Twitter - Legálitas Abogados

¿Reclamar la deuda o solicitar el desahucio?

Si los inquilinos evitan pagar el alquiler de forma reiterada y sin justificación, se deben establecer las vías legales pertinentes para informarles sobre la situación. Pero qué se puede hacer si los inquilinos no pagan el alquiler tras el en el envío de los documentos legales oportunos. Si éstos no surten efecto, la única solución posible pasa por reclamar la deuda o solicitar el deshaucio, aunque es posible formular una acción que incluya ambas medidas.

Evidentemente no todos los casos son iguales. Antes de recurrir a las vías legales y a los deshaucios, el arrendador debería agotar toda vía directa con el inquilino; es decir, valorar si la deuda es suficientemente alta, comprobar las razones por las que se produce el impago, comprender al inquilino si muestra una actitud abierta y colaboradora, calcular el tiempo que queda para la finalización del contrato, etc.

En función del resultado de estas valoraciones pueden tomarse medidas más o menos contundentes. En la mayoría de los casos el inquilino no actúa de mala fe, siendo entonces lo más recomendable permitir al arrendatario permanecer en el inmueble y reclamar la deuda total resultante tras finalizar el contrato. Sobre todo si queda poco tiempo de contrato y el inquilino ha demostrado su solvencia suficiente para afrontar el pago.

Si la situación es la contraria, es decir, el inquilino no colabora, queda mucho tiempo de contrato y su solvencia no puede demostrarse, es inevitable recurrir al deshaucio. Esta medida no asegura la recuperación del importe adeudado por el inquilino, pero permite al dueño del inmueble recuperar la vivienda para alquilarla de nuevo.

FOTOGALERÍA: espectaculares propiedades inmobiliarias que nunca sufrirán un deshaucio

Lo recomendable es tomar medidas preventivas

Antes de permitir que la situación de impago llegue a producirse y preguntarse qué hacer si los inquilinos no pagan el alquiler, lo ideal es prevenir antes que curar.

Lo primero que suelen solicitar los arrendadores precavidos es una prueba de crédito, para lo que una copia de la nómina podría bastar. En el caso de que los inquilinos no dispongan de nómina, aumentar los meses de fianza por encima del mínimo legal es una opción muy socorrida.

Por último, y como fuerte medida de prevención, puede pedirse un aval que abarque parte o la totalidad del importe del contrato.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017