Excite

¿Qué impuestos hay que pagar si me toca la Lotería en 2015?

  • Getty Images

Antes de 2013 en España solo se pagaban impuestos por los premios otorgados por empresas privadas en concursos organizados por éstas sin importar el formato, por lo que entraban en el mismo saco desde cualquier premio obtenido en un programa de televisión (como 'Saber y Ganar' o 'Pasapalabra') hasta el famoso 'Sueldo Nescafé'. Además, estos premios tributaban sin importar si se obtenían en metálico o en forma de regalo (como el típico coche de 'La Ruleta de la Fortuna').

Los premios regulados por entidades públicas y sin ánimo de lucro estaban a salvo de la mano de Montoro, es decir, los de la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado (la Lotería, la Primitiva, la BonoLoto, el Gordo, la Quiniela, el Quinigol, el Lototurf, y el Quíntuple), los de las Comunidades Autónomas, los de la ONCE y la Cruz Roja, y los de la Comunidad Europea. Pero todo esto cambió el 1 de enero de 2013, año en el que la Hacienda Pública se llevo unos ocho millones con el premio especial del Niño.

Está claro que ahora hay que pagar por cualquier premio, ¿pero cuánto? La tasa es de un 20% del valor de todo premio mayor de 2.500 euros, cantidad libre de impuestos según la actual ley impositiva. Entonces, ¿si gano menos de 2.500 euros en un concurso no tengo que pagar impuestos? Exacto. Es más, esos 2.500 euros están libres de impuestos en cualquier caso, y se descuentan de la cantidad total antes de aplicar el 20% de la ley de Montoro.

Así al premio de una persona agraciada con 12.500 euros, se le restarán los 2.500 euros libres de impuestos. Nos quedan entonces 10.000, a los que sí se les aplica el ya conocido 20% de retención. Dicha retención sería en este caso de 2.000 euros, que restados a los 10.000 nos deja la cantidad de 8.000. Pero no te olvides de los 2.500 euros que retiramos al principio, ya que estos, junto con los 8.000 que nos deja la Agencia Tributaria, suman 10.500 euros.

FOTOS: estas son las personas más ricas del mundo

El mecanismo es fácil, aunque sea doloroso cuanto más ascienda el premio. En todo caso, si realmente te preocupa cómo y cuándo pagar los impuestos derivados, no te preocupes, porque la entidad que ofrece el premio junto con Hacienda ya se encargan de apartar los 2.500 euros libres de impuestos y de calcular el 20% por ti para darte tu parte con la retención aplicada. Sin importar donde vivas, claro, porque los españoles deben pagar los impuestos de la lotería residan o no en España.

Esta ayuda está bien, porque la cosa puede complicarse si jugamos a la Lotería o a la Primitiva. En estos juegos el impuesto no se paga sobre el total de lo ganado, sino por cada décimo o boleto comprado, sin importar si se comparte o se juega individualmente. Esto quiere decir que en un apuesta múltiple, si más de una apuesta resulta premiada, los 2.500 euros deben aplicarse a cada premio.

Pero no todo acaba aquí, porque la Asociación Europea de Planificación Financiera (EFPA por sus siglas en inglés) advierte de que puede entrar en juego el Impuesto de Patrimonio si los premios son muy elevados. Básicamente, si la suma del premio obtenido y el patrimonio del ganador superan los 700.000 euros debe pagarse este impuesto. También se contempla esta posibilidad si la suma supera los 300.000 euros, si el patrimonio se relaciona con la vivienda habitual.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017