Excite

¿Qué pagamos cada vez que echamos gasolina?

El gas, la electricidad y los carburantes son parte de los productos energéticos que consumimos diariamente. Nuestras vidas serían muy diferentes sin la energía que da luz a nuestras casas, que calienta el agua de la ducha o que hace que nuestros coches se muevan. Para todos, la energía supone comodidad, pero para muchos es además una necesidad laboral o incluso vital. Está claro que esto tiene un coste para el bolsillo, pero eso no es un problema pues todos sabemos que no hay nada gratis. El problema es que muchas veces no sabemos qué nos están colando en las facturas.

    Getty Images

La transparencia brilla por su ausencia en las facturas de muchos servicios energéticos, como las de la luz. Pero la que se lleva la palma es la que nos endosan cada vez que echamos gasolina al coche, que no indica de dónde viene el euro aproximado que cuesta el litro de carburante. Bueno, las empresas si que reciben facturas detalladas, pero para los clientes domésticos los recibos desglosados son algo así como el 'santo grial', que vete tú a saber si existe.

Impuestos estatales y autonómicos

Está claro que el Estado siempre va a meter la mano en estos asuntos, y, como no podía ser de otra manera, el que más trinca cada vez que activamos el gatillo del surtidor es el Ministerio de Hacienda (Montoro, como siempre, haciendo amigos). Entre el IVA y el Impuesto Especial de Hidrocarburos (IEH) dejamos en las arcas del Estado unos 55 céntimos de cada euro gastado en carburante. Aunque hay que matizar que esta cifra puede variar algunos céntimos según la comunidad autónoma donde repostemos o el tipo de carburante que le echemos al coche.

El tema de las CCAA es complicado de definir, ya que cada una puede aumentar o disminuir la carga del impuesto que se aplican a los hidrocarburos. Aunque si se echa un vistazo a las gráficas, se puede apreciar que muchas comunidades bajan el IEH cuando hay elecciones cerca, a veces con rebajas muy atractivas. Es el caso de Castilla y León, que redujo en 3 céntimos el precio por litro (parece poco, pero es significativo), o el de Cantabria, que directamente lo eliminó.

Pagamos más de la mitad del precio real

Pero Cantabria no es la única región que le quitó de encima el tramo autonómico a sus ciudadanos; Euskadi, Navarra y La Rioja, también lo hicieron en su momento. Si hubo intereses electorales en la medida, eso ya es algo que cada uno debe valorar. Sea como fuere, al final más de la mitad del precio de los carburantes lo impone la Administración. Para el gasóleo los impuestos suponen una media del 55% respecto al precio total, y un 58% para la gasolina.

FOTOS: Métodos para ahorrar dinero en las facturas y ahorrar en combustible

Redondeando, el Estado central se agencia unos 42 céntimos por cada litro de carburante, las Comunidades Autónomas meten un pequeño bocado de 5 céntimos (quitando las regiones que no cobran este tramo del impuesto), y el resto hasta llegar al cincuenta y pico largo de carga impositiva es todo IVA. Pero, relax, que tampoco es tanto; al menos si lo comparamos con la media europea en carga fiscal sobre los carburantes, que es del 62%. Aunque, claro, estas cosas luego se compensan pagando facturas de luz el doble de caras que en el resto de la UE.

Pero, hay que decir que esto de que aquí se paga menos por la gasolina no está del todo claro. Al menos si tenemos en cuenta la tasa que se inventaron en el Ministerio de Industria para fomentar la eficiencia energética. ¿Que qué es eso?, quién sabe. Lo que sí se sabe es que a esta cuota desconocida por la mayoría de los consumidores se le aplica un 21% de IVA que en teoría transformaría el 55%-58% de antes en un 66% aproximadamente. Pero, bueno, lo dicho: es solo teoría, y en teoría también somos el país que más crece de Europa.

Gastos, gastos y más gastos

Que tengamos de los impuestos más bajos de la zona euro en materia de hidrocarburos no significa que aquí se acabe la fiesta del gasto. Si los 55 céntimos que te birlan en concepto de impuestos te parecían muchos, espera a enterarte lo que te encasquetan por el 'coste de la energía'; es decir, lo que te cuesta el carburante en función del precio del petróleo y la cotización internacional: 26 céntimos de cada litro de gasóleo, y 31 por cada litro de gasolina.

Ve haciendo cuentas... pero no te olvides de añadir en la suma la traca final. ¿Preparado? Ahí va: 17 céntimos por todos los carburantes que van a parar a las petroleras, las gasolineras y los transportistas, aunque no se sabe muy bien en qué forma y cantidad se reparten este pedacito de tarta. Aunque siendo honestos este el único precio real del servicio, ya que se lo pagas a quien te produce, te trae y te sirve el carburante. Apenas 20 céntimos, ¡y luego dicen que la gasolina es cara!

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018