Excite

La refinanciación de la hipoteca, solución en época de crisis

El actual escenario de crisis económica está obligando a muchos ciudadanos a cambiar sus presupuestos de ingresos y gastos por la pérdida de poder adquisitivo y en muchos casos por una disminución importante de los ingresos percibidos. En determinados casos la refinanciación de la hipoteca puede ser una solución para aliviar la economía doméstica y poder llegar de forma más holgada a fin de mes.

Ventajas de unir toda la deuda en un sólo préstamo

Básicamente la refinanciación de la hipoteca consiste en la apertura de un nuevo préstamo hipotecario o la mejora de las condiciones del préstamo actual. Cuando el pago de diferentes cuotas correspondiente a créditos personales, tarjetas de crédito u otra deudas suponen un esfuerzo económico superior al que el ciudadano puede asumir en las actuales condiciones, es posible incrementar el capital pendiente de la hipoteca para poder liquidar las otras deudas y de esa forma llegar a tener que realizar un único pago mensual.

La ventaja fundamental de esta operación está en que al incluir la totalidad de la deuda en un sólo préstamo, y siendo éste hipotecario, tendrá un mayor tiempo de amortización y además el tipo de interés también será menor, por lo que la cuota mensual quedará mucho más reducida. Pero no hay que olvidar que los nuevos importes que incrementan el capital pendiente del préstamo hipotecario van a generar intereses durante un período de tiempo muy superior y que por tanto al final de la vida del crédito la cantidad total abonada va a ser mucho más elevada.

También hay que tener en cuenta que las empresas que se encargan de gestionar la refinanciación cobran una comisión por las gestiones que realicen, hay que controlar que esas comisiones no sean abusivas. Si el nuevo préstamo hipotecario se va a realizar con una nueva entidad también habrá que estudiar las comisiones que cobrarán, así como el tipo de interés al que se liquidará la nueva deuda.

Habitualmente este tipo de operaciones conlleva una serie de gastos registrales y notariales que también hay que incluir en el cálculo total que se haga de la operación, ya que suelen ser cantidades importantes.

Estudiar los costes de la refinanciación

La refinanciación de la hipoteca puede ayudar a que la cuota mensual que se pague por el total de la deuda contraída sea menor, pero hay que tener en cuenta todos los gastos que lleva la operación, el tipo de interés al que van a liquidar el préstamo y la duración del mismo. Con todos estos elementos se puede comparar la situación actual con la que quedaría después de firmar la refinanciación y decidir si la operación tiene un coste asumible para las ventajas que reporta.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017