Excite

Declaración de la Renta: ¿Cuándo estoy obligado a declarar en el IRPF?

La obligatoriedad de presentar la declaración de la renta dependerá de los ingresos de cada contribuyente y su procedencia. En el apartado de ingresos, hay que diferenciar en primer lugar su procedencia y en segundo las cantidades que por cada concepto se perciben que se han cobrado por cada uno de ellos. Por ello muchos contribuyentes se preguntan si tienen o no obligación de presentar su declaración de la renta este año.

A continuación detallaremos los diferentes supuestos en los que los contribuyentes no están obligados a presentar la declaración.

No tienes que presentar la declaración si tus ingresos de trabajo son inferiores a 22 000 € bruto

No están obligados a presentar la declaración de la renta, en el caso de los rendimientos del trabajo, los contribuyentes que obtengan exclusivamente rendimientos del trabajo de un solo pagador por importe máximo de 22 000 €. Es decir que, con carácter general, el límite se establece en 22 000 € brutos anuales, cuando procedan de un único pagador.

Tampoco estará obligado a presentar la declaración, si el contribuyente recibe de varios pagadores si el segundo y restantes pagadores retribuyen no superen en suma 1 500 € como máximo y en total no supera los 22 000 €.

En el caso en el que el segundo y restantes pagadores hayan retribuido por encima de los 1 500 €, el límite para no tener obligación de presentar declaración del IRPF se disminuye a 11 200 €. El límite también se establece se establece en 11 200 € brutos anuales cuando se perciban pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos no exentos.

Más casos

Tampoco tendrán obligación de presentación declaración del IRPF los contribuyentes que hayan obtenido exclusivamente rendimientos del capital mobiliario y/o ganancias patrimoniales sujetos a retención o ingreso a cuenta, cuando la suma de ambos no supere los 1 600 € anuales.

deberán presentar declaración del IRPF aquellos contribuyentes que quieran beneficiarse de la apli

En ningún caso tendrán que presentar la renta los contribuyentes que obtengan exclusivamente rendimientos del trabajo, del capital (mobiliario o inmobiliario), de actividades económicas y ganancias patrimoniales, sometidas o no a retención, cuando la suma de todos ellos no exceda de 1 000 € brutos anuales y pérdidas patrimoniales de cuantía inferior a 500 €. No obstante, deberán presentar declaración del IRPF aquellos contribuyentes que quieran beneficiarse de la aplicación de las siguientes deducciones o reducciones: deducción por inversión en vivienda habitual, deducción por cuenta ahorro-empresa y deducción por doble imposición internacional.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018