Excite

Repsol intenta contrarrestar el poder de Sacyr y Pemex

  • Foto:
  • vivirmexico.com

La lucha por hacerse con el control de Repsol sigue dando de qué hablar. Y es que tras el anuncio de la alianza entre Sacyr y Pemex, que sumarán el 29,8% del capital de la empresa petrolera, el presidente de Repsol, Antoni Brufau, estudia todas y cada una de las opciones legales que le permitan contrarrestar el poder de las dos empresas. Y es que, según han señalado ya numerosas fuentes cercanas a Repsol, se abren muchos escenarios para equilibrar el nuevo desajuste de poder que se ha producido en la compañía.

Por su parte, Juan José Suárez, director general del grupo mexicano Pemex, desveló que el 70% (840 millones) de los 1.200 millones que necesitan para adquirir el 5% será deuda y el 30% restante, capital. Del mismo modo, desde Pemex ya han realizado algunas exigencias correspondientes al nuevo capital que controlará la empresa de México. De este modo, Pemex ha pedido que quede dividido el puesto de consejero delegado y presidente. Además de esto, la compañía mexicana no tuvo problemas en pedir un consejero más para el grupo, ya que según se dijo desde Pemex, con el nuevo paquete y el control del 9,8%, les correspondería un consejero más. Estas peticiones ya han provocado movimiento en Repsol, ya que para conceder a Pemex un nuevo consejero debería producirse una modificación de los estatutos, que actualmente recogen 16 miembros como el número máximo de miembros del consejo.

El miedo al desequilibrio en el control de Repsol y las propias exigencias de Pemex, han llevado a Brufau a plantearse estrategias que van desde constituir otro núcleo alrededor de La Caixa (12,8%), que fuera capaz de aglutinar un paquete similar y cercano al 30%, o incluso dar valor al 100% de los accionistas. Y es que aumentar el poder de La Caixa, que siempre se ha mantenido al lado de Brufau, parece en opinión de los expertos jurídicos la salida más eficaz a la situación actual provocada por Sacyr y Pemex.

En caso de que esta jugada llegase a realizarse, la estrategia sería similar a la que protagonizó en su momento el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, quien introdujo a la eléctrica Qatar, dándole el 6,16% de las acciones, para actuar como contrapeso al paquete del 20% que Florentino Pérez pasó a controlar en la compañía. Esta estrategia, que ya funcionó para Iberdrola, parece ser la respuesta más que probable al problema de Repsol, cuyas alternativas pasarían por atraer a un competidor internacional que lanzase una opa por el 100% de Repsol o que la compañía hiciese una ampliación de capital que incluyese a la empresa Disa, la red de gasolineras de las islas Canarias.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017