Excite

¿Cuáles son los requisitos para la dación en pago?

Como consecuencia de la crisis y los desahucios ante la imposibilidad de muchas familias de hacer frente a sus hipotecas, la dación en pago es un término que se ha extendido en los últimos tiempos. Sin embargo, no todo el mundo conoce ni su alcance ni los requisitos para la dación en pago en España.

Cambio de la normativa

Si bien con la normativa anterior la dación en pago sólo podía llevarse a cabo cuando en la hipoteca firmada con el banco figura dicha cláusula, algo no muy frecuente, actualmente la ley contempla ciertos supuestos para ejecutarla. No obstante, antes de ver los requisitos para la dación en pago, vamos a tratar de aclarar el concepto.

De este modo, la dación en pago viene a ser la entrega de un bien, generalmente una vivienda, para cancelar nuestra deuda con el banco. Así, se limita sólo a ese bien y no al conjunto total de bienes que poseamos, aunque hay que tener en cuenta que, si en la posterior subasta del inmueble que hace el banco el inmueble no alcanza el precio estimado, habremos de hacer frente a la diferencia.

En cuanto a los requisitos pertinentes, lo primero es atender al precio de compraventa del inmueble en cuestión, ya que si rebasa ciertos límites no estaremos amparados por la dación en pago. En poblaciones de hasta 100.000 habitantes, su valor debe ser inferior a 120.000, en las que van de 100.000 a 500.000 habitantes, de 150.000 euros, mientras que si son de entre 500.000 y un millón, el precio no puede rebasar los 180.000 euros. Finalmente, en ciudades de más de un millón de habitantes, el precio ha de ser inferior a 200.000 euros.

Entretanto, para beneficiarnos de la dación en pago hay que estar dentro del llamado umbral de la exclusión, lo que implica que la hipoteca recaiga sobre la vivienda habitual, toda la unidad familiar carezca de empleo u otro tipo de renta y de propiedades con las que satisfacer la deuda, la cuota a pagar rebase el 60 por ciento de los ingresos netos de la familia y que la vivienda hipotecada sea la habitual y la única bajo propiedad del deudor. Si hubiera otros titulares no incluidos en la unidad familiar, también tendrían que cumplir los requisitos anteriores.

Modificaciones hipotecarias

Aunque cumplamos con los requisitos para la dación en pago expuestos previamente, es posible que, en base a la ley, nuestra entidad bancaria nos ofrezca una renovación de la hipoteca. Así se retrasaría hasta cinco años la dación en pago y consistiría, entre otras cosas, en partir de la carencia de capital durante cuatro años, ampliar la hipoteca hasta 40 años y reducir el tipo de interés durante los cuatro primeros años.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018