Excite

Se compra oro... y mucho

Los negocios de compra de oro proliferan en todas las ciudades españolas y cada vez resulta más habitual ver sus anuncios en cualquier calle. Esta situación se debe a dos factores: por un lado a la crisis económica que obliga a muchas personas a deshacerse de sus objetos más valiosos y por otro a la revalorización del metal en los últimos tiempos.

Así, la venta de joyas y metales preciosos se ha convertido en una vía de financiación rápida, aunque sentimentalmente dolorosa, para muchas familias. Herencias familiares y otras alhajas sirven ahora para aliviar tensiones en la contabilidad doméstica.

El precio del gramo de oro se ha disparado desde 2007 y llega a alcanzar en su variedad más pura hasta los 32 euros por gramo. Ante la inestabilidad de las principales divisas, el oro se ha convertido una vez más en un refugio bastante seguro para los inversores internacionales.

Al crecimiento de la demanda le ha seguido el brote de negocios de compra de oro. En estos establecimientos ofrecen una cantidad inferior al precio real del metal, tanto por la habitual impureza de las joyas como por el margen de beneficio que se reservan los compradores. En una tienda de compra-venta pagan actualmente unos 23 euros por cada gramo de oro de 18 kilates.

Aunque el oro ya se podía utilizar como garantía en ciertas entidades para solicitar un crédito, la generalización de estos negocios de compra de oro ha supuesto un balón de oxígeno para muchas familias endeudadas, que con la venta obtienen liquidez inmediata.

Imagen: Wikimedia Commons

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017