Excite

Seguros vinculados a hipotecas, ese mal necesario

En su trato con los clientes, los bancos nunca pierden dinero. Conviene tenerlo claro cuando estemos buscando una buena hipoteca y creamos haber encontrado un chollo. Todas las hipotecas esconden trampas y zancadillas en su letra pequeña, como cláusulas suelo y, sobre todo, la exigencia de contratar seguros vinculados a la hipoteca.

La ecuación es sencilla: el banco nos ofrece un interés más bajo a cambio de que ampliemos nuestra relación con la entidad. ¿Qué significa eso? Pues que todo el dinero que ahorremos en el pago de intereses lo estaremos perdiendo en el pago de seguros de hipoteca que seguramente no necesitamos.

Es importante recordar que estos seguros no son obligatorios por ley. La legislación actual sólo exige la contratación de un seguro de incendios, e incluso es posible contratarlo con una compañía diferente a la bancaria si así lo preferimos.

El problema es que ante la escasez de crédito actual los bancos tienen la sartén por el mango y generalmente no queda más remedio que transigir con algunos de estos seguros vinculados a la hipoteca, como seguros de vida, de desempleo o del hogar.

Es muy importante averiguar antes de firmar ningún papel qué clase de seguro estamos contratando, qué garantías tiene, cuánto cuesta y cuántos años vamos a estar pagándolo. Una de las artimañas bancarias habituales es cobrar el seguro en un pago único que se incluye en el préstamo bancario, por lo que no sólo acabamos pagando el seguro de hipoteca, sino también sus intereses.

Imagen: nerdcoregirl en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014