Excite

Crear una Sociedad Anónima: ventajas e inconvenientes

Para aquellos emprendedores que tengan una idea para iniciar su negocio, quizás no tengan claro qué modalidad jurídica adoptar para su nueva empresa. Una Sociedad Anónima, con sus ventajas e inconvenientes, puede ser una de esas fórmulas para crear esa nueva compañía que con suerte pronto empezará a dar beneficios.

Puntos a favor y en contra

Las Sociedades Anónimas son un tipo de empresa que tiene su capital dividido en acciones. Estas acciones se basan en la aportación monetaria de sus distintos socios a dicha Sociedad Anónima. Sus ventajas, como sus inconvenientes, deberán ser evaluados por el empresario en cuestión.

El capital mínimo inicial para formar una S.A. son 60.102 euros, convirtiéndose de la fórmula con una aportación inicial más cara. Su número mínimo de socios es 1, constituyendo una Sociedad Anónima Unipersonal (S.A.U.) y teniendo que reflejarlo en toda la documentación.

Si una S.A.U. cambia de socio único o pierde su condición de unipersonal deberá comunicarlo en el Registro Mercantil. Si pasan seis meses desde que la S.A. se convirtió en S.A.U. y no se ha comunicado en el registro, el socio único responderá personalmente de las deudas de la empresa.

Una gran ventaja sobre otras formas jurídicas es la transmisión libre de acciones por parte de cualquiera de sus socios. Esta solo se podrá regular en los estatutos y en muy pocas ocasiones.

Otra ventaja es la responsabilidad limitada que tienen los socios, respondiendo ante posibles problemas tan sólo con el capital aportado. El patrimonio personal estará a salvo y no será usado para pagar deudas contraídas por la compañía.

Como desventajas se pueden destacar el número de trámites a realizar, similares a los de la sociedad limitada. Si se aportan bienes materiales, habrá que contratar a un experto que los evalúe monetariamente para incorporarlos al capital de la empresa. Además, su funcionamiento es bastante rígido respecto a otras fórmulas.

Para grandes empresas

A la hora de pensar en una Sociedad Anónima, con todas sus ventajas e inconvenientes, hay que fijarse en un factor: el tamaño de la empresa. Esta fórmula está dirigida a grandes empresas, con muchos socios y con gran capacidad para invertir en bolsa o en otros lugares. Para empresas más modestas es preferible apostar por la Sociedad Limitada

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014