Excite

¿Son fiables las franquicias de dentistas?

  • Twitter - issstex_mx

Tras los recientes escándalos de Vitaldent y Funnydent nadie se fía de las cadenas de clínicas dentales, y no es para menos. Que jueguen con la salud de uno no tiene perdón divino pero, claro, hay montones de clientes que se han quedado con los tratamientos a medio hacer y alguien tiene que echarles una mano. Ahí entra en juego Dentix, que sabiamente ha sabido sacar provecho de la crisis española del diente y está dispuesta a hacer caja haciendo de buen samaritano.

Los directivos de Dentix lo han visto blanco y en botella, la competencia se ha ido al garete y Casillas les respalda con su toque de confianza, así que han decidido meter en su cartera de clientes a los pacientes desamparados por Funnydent. El cebo, hacerse cargo del resto de los tratamientos financiados sin coste añadido; una oferta que, si logra convencer a todos, supondría acaparar 7 de cada 10 clientes de Funnydent que se han quedado con la boca a medio hacer.

Enterrando a Funnydent y pisando a Vitaldent, Dentix podría hacer una de esas maravillosas jugadas que tanto gustan en el Monopoly español. Se quedaría prácticamente con el control total del negocio de los dientes en el país, beneficiando de camino a Findirect que podría cobrar toda ese pastizal que creía perdido en manos de Cristobal López. Clientes contentos, financieras contentas, monopolio en marcha... parece que todo el mundo sale ganando, ¿dónde está el problema entonces?

FOTOS: Razones por las que el azúcar no es solo malo para tus dientes

Para el Colegio de Odontólogos de Cataluña y el de Valencia el problema es obvio, además de grave, y quizá se desprende del mismo interés monopolista de la marca. La cuestión es que Dentix no representa una alternativa real a Funnydent o Vitaldent, de hecho se mantienen sobre el mismo espíritu de plaza de abastos de la odontología. Un mercado lleno de reclamos publicitarios con letra pequeña que castiga a sus trabajadores con condiciones laborales no del todo deseables.

La única diferencia entre Dentix y sus derrotados competidores es que no es una franquicia, y controla directamente todas sus clínicas. Pero esto no es suficiente para los colegiados catalanes y valencianos, los cuales han recomendado a los damnificados por el caso Funnydent que declinen la oferta de Dentix, cancelen la deuda contraída y sigan con su tratamiento en una clínica de toda la vida y de confianza. Un consejo difícil de asumir para los que están acostumbrados a la cultura "low cost" y al brillo de las grandes empresas.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017