Excite

¿Son mejores las hipotecas a tipo fijo o variables vinculadas al Euríbor?

Formar una familia, independizarse, hacerse con un nidito de amor... las razones para comprarse una casa son tan diversas como el tipo de perfil del cliente, pero a pesar de las diferencias al final todas terminan tocando un punto en común: pagar la hipoteca. Da igual por qué quieres echarte una hipoteca a la espalda, la cosa es pagarla sin arruinarse en estos tiempos de turbulencia económica que vivimos. Una inestabilidad que ha llevado a entidades financieras y clientes a apostar por las hipotecas a tipo fijo frente a las de interés variable.

    Twitter - #hipoteca

¿El Euribor ya no es de fiar?

Desde que se destapara el escándalo del Euribor (que el BCE todavía intenta arreglar con el nuevo Euribor Plus) las hipotecas variables no gozan de mucha fama. Una realidad que se explica fácilmente: los clientes necesitan sentirse seguros. Algo que para los bancos parece que se ha traducido en anteponer las hipotecas a tipo fijo, que a día de hoy suponen el 40% de las concedidas en España con previsiones al alza. Pero, ¿por qué se han puesto tan pesados los bancos con el tema del interés fijo en las hipotecas?

Ya sabemos que los bancos no son entidades caritativas, así que ellos tienen que salir ganando con esta tendencia. El argumento principal de la Banca española (conocida por conceder hipotecas variables a tutiplén) para adoptar este giro es la tranquilidad, ¿pero para quién? Para ambos, clientes y bancos. Para los primeros porque saben lo que van a pagar cada mes y para los segundos porque tendrán clientes más estables, es decir, con más probabilidad de terminar devolviendo el dinero.

FOTOS: El concurso de selfies del BCE que se volvió en su contra

Pero si hay algo positivo en este golpe de timón hacia el interés fijo es que la volatilidad del Euribor dejará de ser un condicionante económico en las finanzas personales, e incluso en aspectos macroeconómicos. Hay que recordar que muchas de las familias que se han ido quedando en la calle estos últimos años deben su situación a la mortal subida porcentual del Euribor desde que estalló la crisis en 2008, pero es que ahora el Euribor se mantiene bajo cero (así de loco es el Euribor, sí) y el negocio de la Banca se hunde.

¿Son mejores las hipotecas a tipo fijo?

Los bancos no lloraron por los desalojos cuando el Euribor se disparó, pero el desplome del mismo sí que les ha dolido, sobre todo desde que las claúsulas suelo se han ido al garete a golpe de mazo judicial. Con el Euribor por los suelos, los clientes están disfrutando de un respiro ahorrativo más que merecido pero la Banca está perdiendo dinero con tanta hipoteca variable, y sabemos que está acostumbrada a ganar. ¿Qué puede hacer la Banca en esta situación? Efectivamente, vendernos la moto.

Las entidades financieras van a hacer lo imposible para que las nuevas hipotecas sean a tipo fijo, al menos hasta que el precio del dinero y los tipos de referencia suban lo suficiente para volver a las hipotecas variables. Los bancos van a empezar a vender tranquilidad, y es cierto porque el interés fijo es seguro en tanto que no se menea pase lo que pase. Pero la cuestión no es si las hipotecas a tipo fijo son mejores que las variables, la cuestión es cuándo son más recomendables. Ahora lo son para la Banca, ya que cualquier porcentaje mayor que 0 le conviene, aunque también es el momento para que los clientes se pongan firmes y negocien hipotecas con intereses bajos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017