Excite

Sueldos bancarios, en el punto de mira del Gobierno

Los sueldos bancarios protagonizan una de las paradojas más desagradables de la crisis financiera. Y es que mientras los bancos abrían las manos para recibir inyecciones de dinero público, los grandes banqueros seguían adelante con su escandalosa y desproporcionada política de retribuciones.

El Gobierno español ya intentó meterle mano al asunto con la Ley de Economía Sostenible, mediante la cual el Banco de España y la CNMV podían exigir a las entidades financieras que aplicaran políticas prudentes de retribución y que destinaran los beneficios a reforzar su base de capital.

Ahora el Gobierno suma una nueva arma a su lucha contra los altos sueldos bancarios. Se trata de una nueva ley sobre intermediarios financieros que permite a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y al Banco de España controlar los sueldos bancarios que superen el millón de euros.

La nueva ley obliga a las sociedades de inversión y financieras a informar de esas retribuciones cuando se les exija y a aceptar los topes que marquen los reguladores sobre las remuneraciones variables. Un escenario que permitirá mejorar las bases de capital de los bancos y que, sobretodo, eliminará algunos privilegios en el sector financiero.

Además, los reguladores españoles podrán enviar la información a la Autoridad Bancaria Europea (EBA) y a la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA). Eso sí, toda esta información será escrupulosamente tratada según lo recogido en la Ley de Protección de Datos, para no vulnerar la intimidad de los ejecutivos.

La medida, que forma parte de un paquete de seis enmiendas introducidas por el PSOE en el Senado, ha sido aplaudida por los partidos de izquierdas, pero no ha levantado la misma admiración en el otro polo ideológico. Así, tanto el Partido Popular como Convergencia i Unió han mostrado su rechazo explícito a la nueva ley.

Imagen: badjonni en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017