Excite

El superávit de la Seguridad Social se hunde en enero

Y al cuarto año de crisis la Seguridad Social dio muestras de flaqueza. El tremendo coste del desempleo y la reducción de ingresos por cotizaciones han llevado a una de las Administraciones más saneadas de España a lidiar con los números rojos y a ver como su superávit se encoge de forma peligrosa.

El pasado mes de enero, este superávit se situó en 1.836 millones de euros, lo que supone un 19'2% menos que en el mismo mes del año anterior. Para alcanzar esta cifra, el sistema registró unos ingresos de 9.824 millones de euros (un 2'04% menos) frente a unos gastos de 7.987'9 millones (un 3'01% más). Estos números permiten el regreso del superávit a las cuentas de la Seguridad Social pero alertan sobre una tendencia que parece inexorable.

De todos los ingresos registrados en enero, el 91'06% correspondió a las entidades gestoras y servicios comunes a la Seguridad Social, mientras que el porcentaje restante correspondió a las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales. La proporción fue similar en los pagos, con unas cifras de 96'56% para las entidades gestoras y 3'44% para las mutuas.

En cuanto al origen de los ingresos, un total de 8.803 millones procedieron de las cotizaciones sociales, lo que representa un descenso del 1'06% respecto a enero del año 2010. Las transferencias corrientes aportaron un total de 928 millones de euros, mejorando en un 0'96% las cifras del año anterior.

La estructura de gastos está claramente protagonizada por las prestaciones económicas a familias y a instituciones, una partida que se llevó más de 7.754 millones de euros, es decir, el 97% del gasto total de la Seguridad Social. De esta cantidad, más de 7.300 millones se destinaron a pensiones y prestaciones contributivas, aumentando hasta en un 4'5% el esfuerzo del sistema público para cubrir las demandas de la sociedad.

Imagen: Wikimedia Commons

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017