Excite

Descubre los riesgos de las tarjetas de crédito sin comisiones

Las tarjetas de crédito sin comisiones son una especie de utopía. Las cajas y bancos nunca dan un adelanto monetario si a cambio no le sacan rentabilidad por lo que si una entidad financiera nos ofrece una tarjeta sin comisiones es porque sacarán beneficios indirectos o de forma menos transparente.

Nadie regala nada

Detrás de las tarjetas de crédito sin comisiones hay algunos juegos malabares por parte de las corporaciones del sector bancarios. Uno de los trucos más usados por las organizaciones financieras es cobrarle a los comercios. Es decir, es la empresa privada quien te financia a ti tu tarjeta...siempre que pagues a tiempo, es decir, a final de mes.

Sin embargo todas las empresas bancarias que ofrecen tarjeta de crédito cobran intereses muy altos si no se paga a tiempo. Podemos encontrarnos comisiones de hasta un 9 o 10%.

Otro de los trucos que utilizan es obligarte a hacer algún tipo de domiciliciones o bien de entregar tu nómina a un banco. De esta manera la entidad financiera tiene movimientos constante en su cuenta en los que puede invertir y además te puede cobrar comisiones por apertura de cuenta y de mantenimiento de la misma.

Otra comisión habitual de las tarjeta de crédito que se anuncian como tal es la de sacar dinero de un cajero automático fuera de nuestras fronteras. Ahí además se disparan los intereses. Por ello lo mejor es pagar directamente con la tarjeta con lo que obtendremos un buen cambio con la divisa nacional y una comisión mínima comparada con sacar el dinero.

Otras empresas financieras utilizan el largo plazo para poder cobrarte alguna comisión. Así mientras el primer año es gratis, a partir del segundo se cobra una tasa de mantenimiento. Por ello es importante exigir al banco o caja que muestre sus ofertas a largo plazo, para evitar llevarnos un disgusto.

Sé precavido, el crédito se tiene que pagar

Las tarjetas de crédito sin comisiones dependen en gran parte de nuestro uso. Así, si conseguimos pagar escrupulosamente a final de mes evitaremos que nos cobren más. No hay que olvidar que, aunque sean plazos más largos y cantidades más pequeñas, no debemos adquirir muchos bienes o servicios a plazo ya que se acumulan las deudas y estaremos pagando más por los intereses que por los propios objetos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017