Excite

¿Tenemos en España unos horarios demasiado 'raros'?

No estaba mal encaminado el equipo de trabajo de Fraga cuando recién empezada la década de los '60 parió aquello de que España era diferente, exótica. 'Spain is different', decían para acallar los bulos que corrían por una Europa que se imaginaba a los españoles vestidos de majo cazando leones bajo un sol de justicia (y africano). Una estampa que, aunque ya estrambótica, nuestros vecinos europeos seguramente rematarían en su mente con algún baile folclórico.

    Twitter - 24htve

Spain is different

Aunque hoy en día ya no se oye eso de que África empieza en los Pirineos, nadie puede negar que Spain sigue siendo muy different (y mucho different), por lo menos en lo que a organización se refiere. Solo hay que echar un vistazo a los horarios de nuestros colegas comunitarios para comprobar lo desfasado que está el horario vital hispano. Nos levantamos, comemos, trabajamos, consumimos y nos acostamos más tarde que en cualquier otro país europeo, sin importar el clima o la localización geográfica.

Hasta dos horas de ventaja nos llevan siempre. Eso lo sabe cualquiera que haya salido del país y haya intentado comer a las tres de la tarde o cenar a las diez de la noche. Es imposible, no hay país europeo, escandinavo o mediterráneo, continental o costero, que se asemeje al nuestro en el tema de los horarios. Desde Grecia a Noruega, pasando por Italia y Alemania, se come a mediodía (entre las 12:00 y las 13:30) y se cena tempranico (antes de las 20:00 generalmente).

Luego hablan de conciliación

Pero el suplicio del desfase horario no solo afecta a la alimentación, también nos deja como un rara avis en el terreno laboral. Nuestros horarios nos mandan a la cama y a la mesa mucho más tarde, pero es que además trabajamos más que nuestros vecinos europeos. Vaya desastre, comemos y dormimos a deshora, y encima trabajamos más horas que el resto de los europeos. Pero no nos pongamos medallas, que trabajamos más pero somos menos productivos y pasamos menos tiempo en familia.

FOTOS: Los mejores trabajos para conciliar vida laboral y profesional

Para entender este desaguisado hay que retroceder en el tiempo de nuevo, pero ahora un poquito más allá de 1960 y más arriba del equipo ministerial de Fraga. Hay que situar la acción a finales de los años '40 y principios de los '50, cuando la modernización europea (con sus horarios flexibles) se paró en los Pirineos rechazada por la coyuntura económica del régimen franquista. Una situación donde lo normal era tener dos o tres empleos para sobrevivir.

Pero no hay que echarle toda la culpa al pluriempleo. También hay que echársela, de nuevo, a Franco. Resulta que en España tenemos una hora más de la que nos corresponde por nuestra situación geográfica porque al Generalísimo se le ocurrió hace cerca de 80 años adaptar el horario patrio al horario alemán. Luego parece que se nos olvidó volver a ponernos en nuestra franja horaria, pero lo de cambiar la hora en marzo y octubre que no falte (aunque solo sirva para mantenernos fuera del horario solar adecuado).

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017