Excite

Las ventajas e inconvenientes de comprar deuda pública

A pesar de que algunos de los indicadores macroeconómicos españoles siguen siendo bastante mejorables, en especial las tasas de desempleo, la deuda pública española se mantiene como un valor seguro. Otra cosa es que sea más o menos rentable. Vamos a analizar las ventajas e inconvenientes de comprar deuda pública.

A corto o a largo plazo

En general, los momentos de tensión económica son los más rentables para los ahorros. Lo mismo ocurre con la deuda pública. Hace apenas tres años, con la prima de riesgo disparada, la rentabilidad de la deuda pública era elevada. En estos momentos no lo es tanto.

Algunas ventajas e inconvenientes de comprar deuda pública

Para los momentos de incertidumbre, el valor más rentable es el de los bonos a 10 años. Para el gran inversor, es decir, fondos de pensiones, fondos de inversión o grandes instituciones, resulta una buena oportunidad. Para los particulares, por el contrario, puede que no lo sea tanto.

El motivo es la diferencia entre el mercado primario y el secundario. En el mercado primario las operaciones son más sencillas y baratas, con menores comisiones. Es suficiente con estar atento a los calendarios de subastas del Tesoro y comunicar al intermediario la intención de invertir.

En el mercado secundario se traspasan títulos ya emitidos. Es caro para las operaciones minoritarias y tiene menor liquidez.

Además hay que considerar el vencimiento. Para que la deuda pública a largo plazo sea rentable hay que mantenerla hasta el vencimiento, para que el interés pactado se mantenga y no se vea sometido a los vaivenes del mercado. Esto implica haber planificado las posibles necesidades de liquidez durante la vida de la inversión.

Para los inversores particulares, por tanto, resulta más recomendable la deuda a corto plazo, que permite mantenerla hasta el vencimiento sin tener que sacrificar la liquidez. Por otra parte, la rentabilidad suele ser mucho menor.

A corto plazo, menos rentable, más seguro

En resumen, considerando todas las ventajas e inconvenientes de comprar deuda pública, es más seguro comprar a corto plazo aunque será menos rentable, mientras que a largo plazo obtendremos mayor rentabilidad, pero solo si se mantiene la ineversión hasta el vencimiento. Y para los pequeños ahorradores, siempre hay que operar en el mercado primario.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017