Excite

Ventajas e inconvenientes de la energía nuclear

La energía nuclear arrastra desde siempre la condición de ser una de las fuentes de producción de electricidad que mayor controversia ha acarreado, con fuertes detractores y firmes defensores. Desde la puesta a punto de la maquinaria de descomposición del uranio para abastecer de energía a mediados de siglo XX, las ventajas e inconvenientes de la energía nuclear han estado permanentemente en el debate de las sociedades occidentales.

Una fuente de energía en permanente debate

La energía nuclear liberada a partir de las reacciones nucleares tiene como materia prima fundamental el uranio y es transformada en energía eléctrica, mecánica y térmica. Especialmente relevante es la primera de ellas, puesto que un tercio de la energía eléctrica consumida en la Unión Europea procede de la explotación de las centrales nucleares que, por las características de su proceso de producción, se estima que evitan la emisión de cerca de mil millones de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera. No obstante, es mucho lo que puede dar de si el eterno debate sobre las ventajas e inconvenientes de la energía nuclear, como seguidamente comprobaremos.

Grandes argumentos a favor

Actualmente se consumen más combustibles fósiles (carbón, petróleo, gas) de los que el subsuelo es capaz de proporcionar, lo que da a entender un agotamiento de estos recursos en un futuro no excesivamente lejano, lo que ocasionaría un desorbitado encarecimiento de la energía si aquellos constituyesen su única fuente.

El ciclo ininterrumpido de producción de las centrales nucleares garantiza el abastecimiento eléctrico a la población por encima de cualquier otra fuente de energía. Además, se trata de un proceso cuyo poco consumo de combustible en proporción a las cantidades de energía obtenidas le hace ser tremendamente eficiente. En general se produce también ahorro en transportes, extracción y manipulación del combustible.

En el capítulo contaminante también encontramos varios puntos a favor, pues las centrales nucleares no vierten gases ni partículas a la atmósfera, lo que representa un factor positivo dentro del cambio climático y por frenar la lluvia ácida, así como el hecho de no contribuir al efecto invernadero por la ausencia las emisiones de dióxido de carbono.

Y como colofón a la parcela positiva de la energía nuclear, recordaremos que su principal materia prima, el uranio, tiene un coste económico pequeño y estable en proporción al coste total de la producción de electricidad.

Y también argumentos para sus detractores

Sin duda, el elemento que hace más temible a las centrales nucleares es el hecho de que en la seguridad de las mismas interviene excesivamente el factor humano. Aun teniendo en cuenta el alto grado de desarrollo tecnológico y de automatización de los sistemas de seguridad, en última instancia estas instalaciones son susceptibles de decisiones erróneas o temerarias que pueden derivar en una catástrofe. Ni que decir tiene que los accidentes de Chernobyl y Fukushima son ejemplos emblemáticos de este riesgo.

Por otra parte, se trata de plantas cuyos costes de construcción y mantenimiento son muy elevados, habiendo de recuperarse la inversión en tiempo récord, lo que incrementa el coste de la energía eléctrica. Sin duda, la amortización de una planta nuclear encarece considerablemente el coste energético.

Finalmente, otro inconveniente es la generación de residuos nucleares que conllevan gran complicación en su gestión por conservar su radioactividad durante larguísimos periodos de tiempo. La solución de su enterramiento en estructuras geológicas especialmente adaptadas, no constituye realmente una solución definitiva a este problema.

Más pros que contras

Sin duda, las grandes ventajas e inconvenientes de la energía nuclear hacen de ella la fuente de energía más sometida a polémica. Las principales ventajas de las centrales nucleares son su bajísimo poder contaminante en comparación con las energías obtenidas de los combustibles fósiles, y la garantía de suministro eléctrico continuado que ofrece. Mientras que como elementos en contra, destacan el fuerte peso del factor humano en la gestión de la seguridad de las instalaciones y la enorme demora en perder la radiactividad por parte de los residuos nucleares.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018