Excite

Ventajas e inconvenientes de la hipoteca creciente

Aunque la modalidad más habitual a la hora de pagar un préstamo hipotecario son las cuotas constantes, esto es, el llamado sistema francés, los bancos nos pueden ofrecer muchas otras formas de amortizar el préstamo. Decidir entre dichas modalidades de amortización depende de las circunstancias particulares, especialmente a la hora de ver las ventajas y debilidades de la hipoteca creciente.

Cómo funciona y aspectos a tener en cuenta

El sistema empleado en las hipotecas crecientes o "hipotecas montaña" es establecer una cuota muy baja cuando empezamos a devolver el préstamo y aumentarla de forma anual en un porcentaje determinado (normalmente un 2,00%). De esta manera, pagaríamos durante los primeros años una cantidad sensiblemente inferior a lo que tendríamos que "apoquinar" en una hipoteca constante.

Así pues, las ventajas de una hipoteca creciente parecen claras: Pagar menos cuando quizá estamos más ajustados de presupuesto (al comprar la casa, siendo más jóvenes, etc.) en comparación con otros tipos de hipoteca.

Aspectos negativos

En cuanto a las desventajas inherentes a esta modalidad de amortización, la primera y más importante sería la necesidad de tener una mayor previsión, puesto que al ir aumentando las cuotas de forma sustancial deberemos prever circunstancias futuras tales como nuestra situación laboral, la estabilidad económica y familiar u otros gastos imprevistos que puedan surgir.

Por otro lado, tanto si nuestra hipoteca tiene un interés fijo como si es variable (según el euríbor, por ejemplo), los intereses que vamos a pagar en conjunto a lo largo del préstamo serán mayores que en otro tipo de hipotecas (puede llegar hasta un 20 por ciento más, según organizaciones como ADICAE).

Útil en determinadas circunstancias

En conclusión, poniendo en una balanza las ventajas y desventajas de la hipoteca creciente, si estamos en disposición de poder elegir, nos va a convenir generalmente otro tipo de fórmula de amortización. No obstante, bajo unas circunstancias concretas, tales como una situación económica que sepamos positivamente que va a mejorar con el tiempo, se trata de una hipoteca útil.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017