Excite

Zara facturará sus ventas digitales desde España

  • Foto:
  • waydn.com

Desde el lanzamiento de la marca Zara online, la tienda digital del buque insignia de Inditex ha superado con creces las ventas de cualquiera de las tiendas físicas de la firma. Un aumento progresivo en la facturación que se verá ahora superado gracias a la entrada en ventas a través de la red del resto de marcas del grupo. Con todo esto, Inditex, que según los cálculos obtendrá por sus ventas en internet 743 millones de euros más los 14.010 millones de euros previstos de beneficio en 2011-2012, ha decidido cambiar la facturación de su negocio online a España a partir de 2012. Y es que hasta el momento, el gigante creado por Amancio Ortega canalizaba sus ventas a través de Irlanda, un país que presenta enormes ventajas fiscales en relación al nuestro.

Este traslado de Irlanda a España, lo que supondrá para el grupo un gasto en impuestos mucho mayor, llevará a aumentar la tributación de la empresa, que hasta ahora se beneficiaba de impuesto reducidos en su versión online. Tal y como aseguran desde Inditex, este cambio se debe a que la empresa inició su actividad en Internet en Irlanda no por los beneficios fiscales que podía obtener, sino porque era en ese país donde se encontraban los mejores especialistas en el campo de las ventas digitales. De este modo, y según expresaron responsables de la multinacional, una vez adquirido el conocimiento, experiencia y los recursos tecnológicos propios del comercio electrónico, la compañía volverá a tributar en su país de origen.

Inditex, que ya ha superado con enorme éxito la fase de lanzamiento y ha adquirido el conocimiento técnico necesario, ha decidido la explotación de su negocio online desde España a partir del año 2012, motivo por el cual se constituyó la sociedad Inditex E-Commerce el pasado 29 de julio de este año. De este modo, todo lo concerniente a la actividad de la compañía volverá a realizarse desde España, ya que la facturación online era el único factor de Inditex cuyas operaciones no se realizaban desde el territorio español. Y es que el grupo de Ortega, no ha dejado en ningún momento de llevar toda la gestión, y la logística desde España.

La consecuencia más evidente del cambio de domicilio fiscal decidido desde Inditex será la diferencia en la tributación, ya que mientras en Irlanda las sociedades soportan un tipo único del 12,5%, en España este impuesto se fija en el 30%. Una subida que aún no se concreta en cifras exactas, pero que aumentará claramente los actuales 580 millones de euros anuales que el gigante textil paga en concepto de impuestos al Estado.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017